FORMACIÓN:


  • Máster en Hipnosis Profesional (ESCUELA TÉCNICA DE HIPNOSIS)
  • Máster Especialista en Hipnosis Profesional (ESCUELA TÉCNICA DE HIPNOSIS)
  • Hipnólogo colegiado Nº E-057 (sociedad colegial de Hipnólogos).
  • Monitor en Técnicas de Relajación (C.E.N.S.) Centro de Estudios Nueva Salud
  • Miembro de la la Sociedad de Hipnosis Profesional de España ( Org de Hipnosis de España)
  • Miembro de APTN Cofenat nº 11780 ( Asociación Nacional de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales)


Una experiencia personal que cambió mi vida


Lo que voy a contarte sucedió, cuando apenas tenía 13 años de edad. Era una tarde de verano, volvíamos de jugar al tenis un amigo y yo. Íbamos en bicicleta, por separado. Es decir, cada uno en la suya, por carretera de asfalto. Cuando comenzamos a bajar una pendiente muy inclinada, que terminaba en una curva muy cerrada. Entonces la bicicleta empezó a coger velocidad, sin que pudiera hacerme con ella, con un poco de arenilla que había en el lateral de la carretera, patiné, terminé por perder el control y me fuí al suelo. Estrellando mi cabeza, contra la barandilla del puente, que allí había. Del golpe que me di, mi consciencia empezó a ir y venir. Y desde ese momento, todo lo empiezo a vivir a trozos, como si estuviese en un sueño. Como si no fuese real, aquello que me estaba sucediendo.

El cerebro y sus neurotransmisores

En ese mismo momento casualmente, un amigo de mi primo pasaba con él en el coche. Me recogieron, y tomaron rumbo al hospital. Por el camino, mi consciencia iba y venía. Lo más increíble, para mí en aquel momento, era que ya tenía asumido que me iba de este mundo. Que iba a morir, y no tenía miedo alguno respecto a eso, paradójicamente. Cuando hasta entonces, le había tenido mucho miedo, a la muerte. El dolor iba y venía. Como si aveces, una anestesia inducida por mí mente, (ahora sé que era el cerebro y sus neurotransmisores), se activara. Era algo sorprendente, de hecho le dije a mi primo, que se despidiera de mi familia por mí. Pues si algo me molestaba en aquel momento, era no poder despedirme personalmente.

Cambio de conciencia

No recuerdo todo el trayecto, lo viví a trozos viéndome de repente en el hospital. Los médicos me preguntaban cómo me llamaba, y otras preguntas más de protocolo, que suelen hacer en estos Casos. El dolor era insoportable en aquel momento. Exploraban el cuero cabelludo que estaba totalmente descolgado de mi cabeza. Como comprobando, que no faltaba ningún trozo, para poder reparar el asunto. La sonda que pusieron en la nariz, que bajaba por la garganta, era muy molesta. La brecha que llevaba en la cabeza, era bastante grande, pero por suerte, al parecer no había daños cerebrales. Había perdido algo de sangre, pero nada que no se pudiera solucionar. Esa noche me operaron con anestesia general. Todo bien, ninguna secuela, salvo la cicatriz. Y un cambio de conciencia, que sin él, no sería el que soy hoy.

Mi mejor versión

Desde entonces, ya no soy el mismo, algo cambió en mí, mi cabeza hizo un click. Y desde ese momento, algo en mí decidió tirar, por el camino del autoconocimiento. Empecé a cultivar mi espíritu, mi mente. Entendí que la vida, había que vivirla intensamente. Y dedicar tiempo, a conocerme a mí mismo, y a conseguir mi mejor versión. Mi propósito en la vida.

Estaba convencido, de que había algo más por descubrir, y tenía que buscar respuestas.

Devoré muchos libros de autoayuda, y crecimiento personal, en busca de respuestas. Y así me fuí metiendo, en este mundo de autoconocimiento. Me formé en técnicas de relajación. Finalmente, me formé profesionalmente en Hipnosis  Profesional, neurología de la conducta y terapia cognitivo conductual.

Mi objetivo en la vida

Ahora, dedico mi vida como profesional de la Hipnosis, a ayudar a las personas, a alcanzar, su mejor versión, superando sus problemas. Y con ello, conseguir la felicidad, y la confianza en sí mismos, obteniendo así, un equilibrio en sus vidas, que muchos de ellos, antes no habían conocido.